Sangría

La mezcla de vino con frutas, hace que esta bebida alcohólica, tomada muy fresquita, apetezca sobre todo cuando el calor aprieta.

Receta de sangría

Ingredientes para preparar sangría

  • Para 3 litros:
  • 2 botellas de vino de 75 cl (ver nota 1)
  • 1 1/2 l. de gaseosa o refresco de limón (ver nota 2)
  • 12 cucharadas de azúcar
  • 1 limón
  • 1 naranja
  • 2 melocotones que no estén muy duros y sean muy aromáticos
  • 1 plátano tirando más a verde que a maduro
  • 10 clavos de olor
  • Canela en rama

¿Cómo preparar sangría?

  • Vaciar en un recipiente las dos botellas de vino.
  • Añadir el azúcar y remover bien con una cuchara de madera. Dependiendo de vuestros gustos añadir o echar menos azúcar.
  • Pelar el limón en espiral de manera que la piel nos quede en una sola tira. insertar los clavos de olor en la cáscara y añadir al vino.
  • Trocear toda la fruta, incluido el limón, e incorporar al vino.
  • Añadir el palo de canela.
  • Remover bien y dejar macerar unas doce horas. Hay que tapar el recipiente y dejarlo en un lugar fresco.
  • Poner a enfriar el refresco de limón.
  • Cuando haya macerado se pone a enfriar el vino aromatizado.
  • A la hora de servir se mezcla el vino con el refresco de limón, ambos bien fríos, y listo para tomar.
Nota del autor:

1.- El vino debe ser un vino que se pueda beber, no un vino peleón cualquiera.

2.- Para mí las mejores marcas son la gaseosa Casera y la Fanta de limón.

3.- Esta bebida es más ligera que muchas otras al no llevar bebidas alcohólicas de alta graduación como ron, ginebra, vodka… casi podríamos decir que es un tinto de verano más sofisticado y que hay que preparar con anticipación.

4.- Si eres diavético, puedes usar gaseosa Casera de limón que no lleva azúcar, no utilizar plátano y sustituir el azúcar por cuatro cucharadas de fructosa.

5.- Lee la historia de esta y otras recetas en el blog Con Los Cinco Sentidos